Home / Reflexiones / Perdidos y encontrados

Perdidos y encontrados

Si un hombre tiene cien ovejas, y una de ellas se pierde, ¿no deja las otras noventa y nueve y va por los montes a buscar la que se ha perdido?

– Mateo 18:12 (RVC)

Tengo un lugar especial en mi corazón por quienes han sido condenados por violar la ley. Debo haberlo «heredado» de mi padre. Él trabajó con personas que habían estado, ya sea, en libertad condicional, o encarceladas. Él era estricto con ellas, sin embargo era compasivo. Hablaba con ellas y trataba de ayudarles a transformarse y así comenzar a vivir una vida productiva y con propósito. Mi papá me dijo que la mayoría de las personas con quien él trabajaba provenía de familias disfuncionales. Todas ellas, especialmente los adolescentes, anhelan desesperadamente ser amados.

Además de la influencia de mi padre, heredé esta empatía de mi Padre celestial. Aunque veamos a los delincuentes como indignos, Dios se preocupa por ellos. Después de todo, ellos también son creados a imagen y semejanza de Dios. A pesar de su rebeldía, Dios los ama y los busca.

El cielo se regocija cuando los perdidos han sido encontrados. Mi familia lo sabe de primera mano; mi hermano era uno de ellos. A pesar de que todos somos capaces de pecar, Jesús nos redime por su sangre derramada — un sacrificio que trae el perdón de Dios. Todos los que han vivido fuera de la ley de Dios ahora pueden vivir con rectitud y con propósito.

Pensamiento para el día

«. . . perdido y Él me halló». *

Oración

Dios compasivo, te damos gracias por tu corazón amoroso. Queremos amarte a cambio de vivir de acuerdo con tu voluntad. En el nombre de Jesús. Amén.

Oremos: Por quienes nunca han sido amados

About Pastora Rose Mary Mariotti

Check Also

¡SI TAN SÓLO!

Como cristianos sabemos que Jesús es la única esperanza para el mundo. Pablo habla de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *