Home / Reflexiones / ESCUCHAME

ESCUCHAME

Cuando vayas al templo de Dios, cuida tu conducta: en vez de ofrecer sacrificios como la gente tonta . . .

– Eclesiastés 5:1 (DHH)

Cuando era niño, tomé clases de artes marciales. Cada clase comenzaba haciendo reverencia al instructor y al miembro de más alto rango, como respeto y gratitud por lo que nos enseñarían ese día. Luego participábamos en un período de meditación. Debíamos dejar de lado los problemas del día, para enfocarnos en las instrucciones del maestro.

Antes de empezar a leer la palabra de Dios, esta misma práctica de la meditación puede ayudarnos a dejar a un lado las distracciones. Podemos poner a un lado los pensamientos del compañero de trabajo que nos fastidia, los temores sobre las finanzas, entre otros. Entonces, podemos centrarnos en lo que Dios tiene que enseñarnos. De hecho, Dios puede enseñarnos sobre el compañero de trabajo o nuestras finanzas, pero si traemos todas esas luchas a nuestra lectura, podemos pasar por alto la lección de Dios. Por eso Eclesiastés 5:1 dice: «Cuando vayas al templo de Dios, cuida tu conducta: en vez de ofrecer sacrificios como la gente tonta. . . » (DHH). El salmista proclama: «Tu palabra es una lámpara a mis pies. . .» (Salmo 119:105, DHH). Si traemos las distracciones en el momento que leemos la Biblia, podemos terminar siguiendo el camino equivocado. Cuando leemos dispuestos y dispuestas a escuchar, Dios alumbrará cada paso de nuestras vidas.

Pensamiento para el día

Cuando leo la Biblia, voy a pedirle a Dios que aquiete las otras voces.

Oración

Querido Señor, abre nuestros corazones para que podamos oírte. Ayúdanos a escuchar tus enseñanzas. Amén.

Oremos: Por los participantes de estudios bíblicos

About Pastora Rose Mary Mariotti

Check Also

La fuente de gozo

Creo que lo que falta en la mayoría de iglesias hoy en día es el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *